excursionista británico resucitado

Un excursionista británico resucitado en Cataluña tras una parada cardiaca de 6 horas

Un excursionista británico ha sido resucitado en Cataluña tras sufrir un paro cardíaco de seis horas, uno de los más largos registrados hasta ahora, según las autoridades sanitarias.

Es un caso excepcional en el mundo», dijo Eduardo Argudo, médico del hospital Vall d’Hebron de Barcelona, donde una técnica innovadora ayudó a reintroducir oxígeno en la sangre del paciente mucho después de que el corazón dejara de latir.

El 3 de noviembre, Audrey Mash, de 34 años, y su marido se perdieron cerca de Vall de Núria, una popular localidad de montaña del Pirineo catalán. Los servicios de emergencia encontraron a la pareja dos horas después de llamar al 112, con el empeoramiento de las condiciones climáticas y Audrey ya inconsciente.

Después de haber sido sorprendida por una tormenta de nieve, Audrey sufrió hipotermia, cayendo inconsciente antes de entrar en paro cardiorrespiratorio.

No recuerdo nada de ese fin de semana», dijo Audrey, que trabaja como profesora de inglés en Barcelona. Se siente increíble que haya sobrevivido y tengo mucha suerte de estar aquí y poder seguir con mi vida. Sólo estoy feliz», dijo ella.

Seis horas más tarde, una vez rescatada, fue finalmente reanimada en el hospital de la Vall d’Hebron gracias a la coordinación de los bomberos, el Servicio de Urgencias Médicas (SEM) y el personal del hospital.

Las técnicas básicas de reanimación se aplicaron por primera vez en el hospital de Campdevànol, a más de 110 km al norte de Barcelona. Posteriormente fue trasladada en helicóptero a Vall d’Hebron, donde los profesionales sanitarios aplicaron por primera vez en España la técnica de Oxigenación por Membrana Extracorpórea (OMEC) a una paciente con hipotermia severa. Para entonces, el corazón de Audrey no había estado latiendo en tres horas.

La hipotermia, paradójicamente, tenía sus beneficios: al mismo tiempo que llevaba a la paciente al borde de la muerte, también conservaba el tejido de su cuerpo durante mucho más tiempo que con temperaturas normales.

Manteniendo su cuerpo a 18ºC, la hipotermia tuvo un efecto positivo en su sistema nervioso central, prolongando su capacidad de sobrevivir con escasez de oxígeno en diez veces», dijo Chus Cabañas, jefe de los servicios catalanes de urgencias en el centro de Cataluña.

Con un ataque cardíaco normal, tenemos 40 minutos para intervenir. 40 veces 10 significa 400 minutos, es decir, 6 horas para llevar a cabo una rehabilitación sostenida», dijo.

Dejar un comentario