alimentos cerebro

¿Cuáles son los alimentos que ayudan al cerebro?

Una alimentación equilibrada es esencial para el buen funcionamiento del cerebro, pero si quiere potenciar la actividad mental y aumentar su inteligencia, entonces hay una serie de alimentos que, consumidos de forma habitual, pueden ayudarle. Aquí presentamos algunos de los alimentos que ayudan al cerebro y aumentan la inteligencia:

Huevos: el ingrediente que los hace imprescindibles es la colina, una sustancia que fortalece la sinapsis cerebral, es decir, facilita la comunicación entre las neuronas, estimulando así los procesos cerebrales.

Pescado fresco: especialmente los pescados azules, ya que su contenido en aminoácidos esenciales, como en ácidos grasos poliinsaturados omega 3, lo hacen imprescindible para el buen funcionamiento del cerebro.

Remolacha: entre sus componentes podemos encontrar monofosfato de uridina, que previene la degeneración cerebral y favorece la comunicación entre las células nerviosas del cerebro.

Frutos secos: contienen vitamina E, selenio y ácidos grasos, que por su acción antioxidante previenen el envejecimiento de las neuronas y favorecen su actividad. Especialmente recomendables para esta función son las nueces.

Té: contiene catequina, que actúa como estimulante para la memoria y la teína, también presente en su composición, que estimula la actividad nerviosa y la concentración, aunque siempre debe consumirse con moderación.

Vegetales: son ricos en vitaminas del grupo B, esenciales para preservar las funciones cerebrales y el estado de alerta. Son una buena fuente de carbohidratos complejos que el organismo transforma en glucosa, el principal alimento para el cerebro.

Frutas y verduras frescas: tampoco deben faltar nunca en la dieta diaria, especialmente las de color naranja y rojo, porque sus propiedades antioxidantes retrasan el envejecimiento celular y mejoran la circulación sanguínea del cerebro, lo que ayuda a reducir el riesgo de sufrir un derrame cerebral.

Además de estos alimentos, no debemos olvidar consumir la suficiente cantidad de líquidos al día (aproximadamente 2 litros), y un poco más si es verano o hace demasiado calor y humedad.

Dejar un comentario