En Alcobendas
Quiero masajear a mi bebé en casa. ¿Cómo lo hago? Quiero masajear a mi bebé en casa. ¿Cómo lo hago?
Disponerse a masajear a su bebé requiere ciertas condiciones indispensables para que la experiencia sea lo más placentera posible. Aquí les contamos cuáles son... Quiero masajear a mi bebé en casa. ¿Cómo lo hago?

Disponerse a masajear a su bebé requiere ciertas condiciones indispensables para que la experiencia sea lo más placentera posible. Aquí les contamos cuáles son los pasos a seguir, que recomienda la masajista Barbie Levine, afiliada al Hospital Mount Sinai de Miami Beach, para que “los mimados de la casa” se conviertan en los “reyes de las caricias“.

  • El ambiente debe estar caldeado, con una temperatura media, para que el bebé no sienta cambios bruscos con respecto al calor de su cuerpo.
  • La luz debe ser indirecta.
  • Es muy bueno utilizar música o sonidos suaves de fondo.
  • Se recomienda masajear con 100 por ciento de aceite de semilla de uva por ser el más liviano y fácilmente digerible en caso de que el bebé se lleve las manos a la boca.
  • Es preferible hacer el masaje 45 minutos después que el bebé comió para no interrumpir el proceso digestivo.
  • Se puede tener el bebé sobre ambas piernas estiradas o una manta o sábana en el piso.
  • El masaje se puede hacer con el infante completamente desnudo, pero siempre hay que procurar que no sienta frío.
  • Mirar al bebé directamente a los ojos y pedirle permiso para comenzar con el masaje.
  • El aceite se coloca en las manos y se frotan mientras conversa con el pequeño.

Conviene seguir el orden siguiente:

  • Comenzar masajeando los pies suavemente con movimientos circulares abarcando todos los dedos.
  • Seguir por las piernas apoyando ambas manos en la superficie para que el bebé sienta el contacto completo.
  • Para el tronco conviene poner las manos en forma de letra C y utilizar los dedos pulgares haciendo movimientos circulares suavemente mientras se abarca todo el tórax.
  • Al llegar a los brazos se mantiene el movimiento circular desde el hombro hasta el codo y llegar a cada dedo de la mano, para volver a subir hasta la carita y la cabeza.
  • En esta parte es importantísimo no tocar la base de la cabeza porque en los recién nacidos esa zona es extremadamente delicada, pero se puede masajear la cara, detrás de las orejas y abajo de la barbilla.
  • El último paso es la espalda una vez que toda la parte delantera está masajeada.

El proceso puede durar de 15 a 20 minutos y es muy importante encontrar el propio ritmo entre usted y su bebé.

admin

No comments so far.

Be first to leave comment below.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *